¿ES POSIBLE UNA NUEVA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA EN EL SUR DE EUROPA?


Imagen

Maribel Martínez, Colectivo Ateneo

Hace 40 años aquellos que en el Estado español veíamos aún muy lejana la democracia, nos felicitábamos y con sana envidia asistíamos a esa “Revolución de los Claveles” que nuestros vecinos portugueses habían sido capaces de ganar.

Portugal, que soportaba como otros muchos países de Europa, incluido el nuestro, una dictadura y estaba bajo las botas de los militares, abrió las puertas de su país a la libertad y la democracia.

Pocos años después esa democracia llegó al Estado español, y nos creímos que como Portugal, también nosotros teníamos nuestra propia revolución: La Transición.

Poco ha durado el sueño democrático para los países del sur de Europa, poco queda de aquella sensación alegre, liberadora y con esperanzas de cambio. En cuarenta años, hemos vuelto al punto de partida o quizás incluso mucho más atrás.

Hoy somos comparativamente más pobres que entonces, nuestros derechos y libertades, como entonces siguen amenazados y cada vez más reducidos. La Sanidad y la Educación Pública, uno de los grandes logros de estos años van camino del mercado o directamente a parar a manos de “los amigos”. El paro roza los 6 millones solo en el Estado, más o menos como en Portugal, Grecia o Italia.

Como hace 40 años, el sur de Europa necesita otra revolución, una que como la de “Los Claveles” o la “Revuelta de la Politécnica de Atenas” devuelva la ilusión, la libertad y la democracia a los pobres, a los parados, a los desahuciados, a los trabajadores en precario, a los emigrantes, a las y los ciudadanos.

La primera oportunidad para cambiar las cosas será el próximo día 25 de mayo en las elecciones europeas, ahí puede empezar el cambio. La verdadera revolución, la que puede traer -como hace 40 años la libertad y la verdadera democracia a los portugueses-, se conseguirá a partir del día siguiente, el 26 de mayo.

Solo será posible si entre todos los y las que trabajamos y luchamos por un cambio, por un verdadero gobierno democrático que desbanque al bipartidismo, nos comprometemos a unir fuerzas, a trabajar todos juntos con un único objetivo: que en las elecciones del 2015 sea posible un gobierno elegido por los y las de abajo, que cumpla lo que promete en su programa, se oponga frontalmente a la Troika, acabe con la dictadura de los mercados, se audite la Deuda que nos han impuesto y los corruptos, políticos o no, den con sus huesos en la cárcel. En definitiva una verdadera revolución democrática que poco a poco se extienda también por los países del Sur de Europa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s