60 VOCES, UNA SOLA PAPELETA


 

Imagen

ATENEO recoge la opinión de 60 Voces de relevancia en el ámbito social, político, cultural, sindical, etc… de la sociedad aragonesa.

60 voces del mundo de la cultura, la política, sindical en Aragón…. reclamarán una sola papeleta, una sola voz electoral para combatir a la Troika.

60 Voces que en alocuciones de un minuto nos explicarán porque o para que reclaman UNA SOLA PAPELETA que nos represente a quienes QUEREMOS QUE LAS COSAS SEAN DE OTRA MANERA: MÁS JUSTAS, EQUITATIVAS, HONESTAS, DIGNAS, SOSTENIBLES, DE TODAS Y PARA TODAS LAS PERSONAS.

Todos juntos, en el Centro de Historias de Zaragoza, el 6 de mayo, a partir de las 19,00 h. ¡No te lo pierdas!

 

¿ES POSIBLE UNA NUEVA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA EN EL SUR DE EUROPA?


Imagen

Maribel Martínez, Colectivo Ateneo

Hace 40 años aquellos que en el Estado español veíamos aún muy lejana la democracia, nos felicitábamos y con sana envidia asistíamos a esa “Revolución de los Claveles” que nuestros vecinos portugueses habían sido capaces de ganar.

Portugal, que soportaba como otros muchos países de Europa, incluido el nuestro, una dictadura y estaba bajo las botas de los militares, abrió las puertas de su país a la libertad y la democracia.

Pocos años después esa democracia llegó al Estado español, y nos creímos que como Portugal, también nosotros teníamos nuestra propia revolución: La Transición.

Poco ha durado el sueño democrático para los países del sur de Europa, poco queda de aquella sensación alegre, liberadora y con esperanzas de cambio. En cuarenta años, hemos vuelto al punto de partida o quizás incluso mucho más atrás.

Hoy somos comparativamente más pobres que entonces, nuestros derechos y libertades, como entonces siguen amenazados y cada vez más reducidos. La Sanidad y la Educación Pública, uno de los grandes logros de estos años van camino del mercado o directamente a parar a manos de “los amigos”. El paro roza los 6 millones solo en el Estado, más o menos como en Portugal, Grecia o Italia.

Como hace 40 años, el sur de Europa necesita otra revolución, una que como la de “Los Claveles” o la “Revuelta de la Politécnica de Atenas” devuelva la ilusión, la libertad y la democracia a los pobres, a los parados, a los desahuciados, a los trabajadores en precario, a los emigrantes, a las y los ciudadanos.

La primera oportunidad para cambiar las cosas será el próximo día 25 de mayo en las elecciones europeas, ahí puede empezar el cambio. La verdadera revolución, la que puede traer -como hace 40 años la libertad y la verdadera democracia a los portugueses-, se conseguirá a partir del día siguiente, el 26 de mayo.

Solo será posible si entre todos los y las que trabajamos y luchamos por un cambio, por un verdadero gobierno democrático que desbanque al bipartidismo, nos comprometemos a unir fuerzas, a trabajar todos juntos con un único objetivo: que en las elecciones del 2015 sea posible un gobierno elegido por los y las de abajo, que cumpla lo que promete en su programa, se oponga frontalmente a la Troika, acabe con la dictadura de los mercados, se audite la Deuda que nos han impuesto y los corruptos, políticos o no, den con sus huesos en la cárcel. En definitiva una verdadera revolución democrática que poco a poco se extienda también por los países del Sur de Europa.

 

FRANCIA CONSERVA LA MEMORIA DE ESPAÑA


Por Juan Manuel Aragües, profesor de Filosofía, Universidad de Zaragoza

 

Imagen

Pasear por las calles y campos de Francia permite un recorrido por la memoria de la España republicana, hecha piedra en cientos de monumentos que recuerdan la participación de los guerrilleros españoles en la lucha contra los nazis. En los Pirineos, cruzar la raya fronteriza implica adentrarse en un pasado que en nuestro país todavía está vedado. Mientras nuestros vecinos franceses recuerdan la memoria heroica de quienes,desde el mejor internacionalismo de la izquierda, combatieron por la liberación de Francia, por la libertad y la democracia, en nuestro país esa memoria continúa proscrita.

Y no solo es que esa memoria continúe vedada, es que todavía debemos soportar, en forma de memoriales en los muros de una Iglesia cómplice, de nombres de calles y plazas, la memoria de quienes convirtieron nuestro país en un baño de sangre y lucharon por los valores opuestos a los que nuestra democracia dice rendir tributo. No en vano, mientras los combatientes republicanos liberaban los valles de Ossau y Aspe, mientras recorrían victoriosos las calles de París, los franquistas combatían codo con codo con los nazis en el frente oriental. La ubicación de los excombatientes de ambos bandos en la II Guerra Mundial indica fehacientemente los valores que cada uno de los bandos defendía.

Cada vez que leo en Pau, las palabras de agradecimiento del General de Gaulle, quien, desde luego, no era un criptocomunista, sino más bien un convencido derechista, hacia los republicanos españoles grabadas en un monumento en pleno centro de la ciudad, me aparecen sentimientos contradictorios. Alegría de poder ver en algún lugar oficial la reivindicación de la memoria republicana, inmensa tristeza de que eso tenga que ser fuera de nuestro país.

España sigue mirando de soslayo su pasado republicano, a pesar de los innegables avances que la II República supuso en campos como la educación, la igualdad entre hombres y mujeres, la democracia. Algo de lo que deberíamos sentirnos orgullosos, es enterrado bajo capas de silencio, que solo es roto para recordar los horrores de la Guerra Civil. Como si esta hubiera sido consecuencia de la República y no de la decisión de la clase dirigente de no continuar perdiendo privilegios. Los verdugos han tenido la habilidad de hacer pasar por tales a las víctimas. Claro que para ello han tenido cuarenta años de propaganda.

Y esa propaganda no ha sido desmontada desde la democracia. Una democracia que nace con un cordón umbilical directo con la dictadura, a través de la figura del monarca, no ha sido capaz de reivindicar en sus justos términos las luces del pasado republicano. Y ha jugado a un juego de equidistancias que nunca han sido tales, pues la herencia del franquismo sigue siendo, en todos los ámbitos, abrumadora. El PP, como heredero ideológico cada vez más desenmascarado de los golpistas, carece de la más mínima voluntad política de hacer cuentas con el pasado. Todo lo contrario. Y así, debemos soportar a canallas como Rafael Hernando ensuciando la memoria de nuestro país. El PSOE, como en casi todo, siempre cayendo del mismo lado de la tapia, siempre atento a no molestar a los poderes fácticos. Aunque muchos de sus militantes clamen por esa memoria, el PSOE como institución sabe de qué lado debe posicionarse. La Iglesia, incapaz de lavar sus manos cómplices, tan manchadas de sangre.

La memoria republicana es otro de los índices de la democracia de baja intensidad que vivimos. Mientras el legado republicano solo aparece fruto de los esfuerzos de colectivos memorialistas, la memoria del franquismo sigue impregnando nuestro día a día. Qué drama, para un país, tener que atravesar la frontera para recuperar su memoria. Con estas líneas doy gracias a la República Francesa por conservar nuestro pasado, por reconciliarnos con aquellos conciudadanos nuestros que continuaron luchando por la libertad fuera de nuestras fronteras, por hacer lo que se ha negado a hacer una monarquía española demasiado atada, y bien atada, a su pasado.

Aragón: audacia o abismo


Nunca en las últimas décadas el descrédito del bipartidismo y de sus políticas había alcanzado tal extensión

Iniciativa Social de la Izquierda de Aragón 11/04/2014

Juntarse, esta es la palabra del mundo. José Martí

Iniciativa Social fue la denominación que utilizamos quienes, como activistas de base sin o con filiación partidaria, promovimos, junto con CHA e IU, en noviembre de 2011 la coalición la Izquierda de Aragón, incluso participando en aquella candidatura que logró un escaño en el Congreso de los Diputados. En los siguientes dos años hemos seguido promoviendo la confluencia social, política y electoral, y nos congratulamos de que, entretanto, iniciativas como Ateneo en Zaragoza, C+ en Huesca o Ciudadanos por la Unidad de la Izquierda en Teruel hayan ampliado y consolidado en todo Aragón la participación en iniciativas por la confluencia: una reivindicación que ha venido para quedarse.

Hoy, desde todo el espectro político aragonés, activistas independientes pero también militantes de formaciones como CHA, IU, Izquierda Anticapitalista, Podemos, Puyalón, Equo o Partido X reclaman que, sin renunciar en absoluto a sus propias identidades, todas ellas creen canales para la participación popular en coaliciones electorales conjuntas para vencer a las políticas de destrucción de lo público y sometimiento a la deuda privada que el rescate a la banca ha convertido en pública, tal como consagró la reforma del artículo 135 de la constitución que pactaron PP y PSOE.

En las próximas elecciones europeas, en Aragón nos vemos en la obligación de elegir entre al menos 5 candidaturas que se oponen a estas políticas. Y esto no es baladí, pues dicha dispersión puede dificultar la obtención de representación para quienes en y desde Aragón se sienten de izquierda, verdes, feministas o simplemente desean la transformación de este sistema en una democracia real. En definitiva, tal dispersión puede dificultar la defensa en el parlamento europeo de las necesidades de la gente golpeada por las políticas económicas carroñeras de los de arriba.

Por eso desde aquí lamentamos que no se haya reeditado, al menos, la alianza entre CHA, IU y la Iniciativa social que dio lugar a La Izquierda de Aragón, tanto más cuanto que el trabajo conjunto en el seno de La Izquierda Plural continúa funcionando positivamente en el Congreso de los Diputados, y que dicha alianza hubiera prácticamente asegurado la presencia de un eurodiputado aragonés de izquierdas que representase directamente a la gente de debajo de esta comunidad. Como esto no ha sido así, no nos queda otra que, de todas formas, pedir a la ciudadanía que valore las posibilidades y perfil de cada opción y que, en cualquier caso, vote contra las políticas económicas que nos destruyen.

Por nuestra parte seguiremos defendiendo la imperativa necesidad de ofrecer a la ciudadanía una sola papeleta de las fuerzas de la izquierda y la gente de abajo para las siguientes convocatorias electorales, y explícitamente para echar del gobierno de la comunidad al PP en mayo de 2015. Invitamos a toda la ciudadanía, y a las bases de todas las fuerzas políticas implicadas, a reclamar esa única papeleta, y a cada una de esas fuerzas a que tengan la valentía y la lucidez de crear mecanismos para hacerlo posible desde ahora.

Porque en el momento crítico que vivimos tenemos la oportunidad de, como decía uno de nuestros referentes, empujar la historia hacia la libertad: nunca en las últimas décadas el descrédito del bipartidismo y de sus políticas había alcanzado tal extensión. Pero también corremos el riesgo de que se afiance definitivamente el retroceso inaudito que ya padecemos hoy, en mucho mayor grado que cuando empezó su andadura la Iniciativa Social en 2011. Entonces el miedo y la cortedad de miras nos hubieran impedido avanzar: hoy acelerarían el camino al abismo. La perspectiva y la audacia eran entonces necesarias: hoy son imprescindibles.

Miembros de Iniciativa Social de la Izquierda de Aragón

El tren de la unidad de la izquierda


No detectamos, por parte de las direcciones de esos partidos, mucho entusiasmo para conseguir la confluencia

El tren de la unidad de la izquierda -

ALBERTO Granados 01/04/2014

Se acercan las elecciones europeas y todo parece indicar que van a existir varias candidaturas que competirán por el voto “indignado”. Si nadie pone remedio, IU, Podemos y CHA (ésta última en la lista conjunta con Equo) van a concurrir por separado.

Los grupos de ciudadanos que luchamos por una confluencia electoral –y junto a Ciudadan@s por la unidad de la izquierda de Teruel tenemos que mencionar destacadamente a grupos como Ateneo de Zaragoza y C+3 de Huesca– no hemos perdido la esperanza de que la unidad se consiga y vamos a seguir presionando a las fuerzas políticas para conseguir, básicamente, dos objetivos:

1. Que los partidos situados a la izquierda del PSOE confluyan en una única candidatura electoral.

2. Que asimismo esos partidos arbitren mecanismos imaginativos para que en la elaboración de programas y en la confección de candidaturas puedan participar personas que no están afiliados a ningún partido político. En resumen, que se produzca una auténtica confluencia social, una confluencia de los ciudadanos.

 

LO QUE PEDIMOS es que, entre todos, podamos crear ilusión. Y la realidad es que no detectamos, por parte de las direcciones de esos partidos, mucho entusiasmo para conseguir la confluencia. En los últimos días hemos asistido a diversas modalidades del deporte político de “echar balones fuera”. Todos los partidos tienen muy claro lo que tienen que hacer los demás para conseguir la unión. Pero el esfuerzo propio no aparece por ningún lado.

No valen los escapismos a los cuales estamos ya acostumbrados. No valen argumentos como el de “lo importante es confluir en la calle y no en las cúpulas”. No vale perderse en debates cuasilingüísticos sobre si lo importante es la unión o la unidad. No vale refugiarse en la autocomplacencia de lo bien que han funcionado cada uno de los partidos por separado. Ni tampoco en las relativamente buenas perspectivas que dibujan las encuestas.

La unidad –o unión o como queramos llamarle– de la izquierda no es una opción más: es la única posibilidad de pararle los pies a la derecha depredadora y trabucaire. Si las candidaturas de izquierda van separadas, la ilusión de los ciudadanos se disipará y el voto se dispersará, se perderá en restos electorales, irá a parar al capazo del “voto útil”, o a la abstención y al voto nulo y blanco.

Lo que los partidos de la izquierda tenían que haber hecho hace ya mucho tiempo es sentarse para poner las bases de un “programa de mínimos”, un programa que podría centrarse en:

1) Medidas para la regeneración y la dignificación de la vida política.

2) Medidas para posibilitar que los ciudadanos puedan participar más directamente en la vida política del país, y controlar a sus representantes.

3) Medidas para una nueva política fiscal, económica, social y laboral.

 

LLEGAR a estos consensos no les tendría que resultar tan difícil a los dirigentes de los partidos, dado que llevan años pidiendo a sus afiliados y a los ciudadanos que se movilicen una y otra vez para defenderlos en la calle. ¿Es mucho pedir que nos sentemos todos para hablar de lo que nos une y no de lo que nos separa? Nadie tiene que tener miedo a una posible absorción: llegar a acuerdos no supone perder la personalidad propia de cada organización. ¿Es que tienen miedo de contaminarse de las ideas de los demás?

Alguien dijo que el capitalismo es un tigre de papel. Pero ese tigre muerde, y come mucho. Algunos en el campo de la izquierda política, para luchar contra ese tigre, se resignan a dar de comer a 4 ó 5 gatitos juguetones…

 

Colectivo de ciudadanos por la unidad de la izquierda

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/tren-unidad-izquierda_931707.html

‘Infiltrados’ en acción a tiempo del telediario


Opinión, por Maribel Martínez*

La columna nordeste en el Hospital de Alcalá de Henares

Esta no es la nota que como coordinadora de prensa de la Columna Nordeste de las Marchas por la Dignidad me hubiera gustado escribir.

Tenía pensada otra, una mucho más alegre y festiva en la que contar la enorme y pacífica participación de más de un millón de personas venidas de todo el Estado para participar en la manifestación que ponía punto final a las Marchas por la Dignidad.

Porque este sábado y durante unas horas Madrid fue una fiesta ciudadana reivindicativa y pacífica. Digan lo que digan la Delegación del Gobierno, la sra. Cifuentes, la policía y esa caterva de voceros de prensa de la rancia derecha a los que les ha faltado tiempo para minusvalorar y criminalizar a esta ciudadanía harta e indignidad que este sábado se manifestó en Madrid.

Le pese a quien le pese, la de ayer fue una protesta ciudadana que marcará un hito en la historia de este país. Y lo fué porque la ciudadanos, pese a que ya no aguanta más, se comportaron digna y pacificamente durante todo su recorrido.

Este sábado y durante unas horas Madrid fue una fiesta ciudadana reivindicativa y pacífica

Fue un clamor, un grito unánime de más de un millón de personas reclamando cambios, pidiendo “pan, trabajo y libertad” como si la historia de este país no hubiera cambiando, como si en vez de en el siglo XXI esta fuera la España caciquil y pobre de finales del XIX.

Como participante en esas Marchas por la Dignidad durante todos estos días me he sentido muy orgullosa de mis compañeros, de quienes caminaron con nosotros por las carreteras de este país, pero también de aquellos que nos apoyaron desde casa y trabajaron para que estas marchas fueran una realidad. De los que nos dieron refugio, comida, cariño, solidaridad y un lugar donde dormir. Todas esas personas estaban ayer en Madrid. Unas vinimos andando, otras iban con nosotras en esos pies magullados, doloridos y en ese corazón henchido de emociones y solidaridad. Y muchas más, miles y miles, vinieron en los autobuses que desde las cuatro esquina de este país partieron a primeras horas del sábado para estar en Madrid con nosotros y participar en la gran manifestación final.

Una fiesta que las fuerzas del desorden, los energúmenos de siempre y esos infiltrados que sabíamos que había en la Manifestación se encargaron de reventar para que tuviera un final amargo.

Era evidente que este gobierno no iba a permitir una acampada, era conocido y comprobado el enorme despliegue de fuerzas que se concentraban desde días atras en la capital del estado. Sabíamos que las provocaciones y la represión indiscriminada, salvaje y gratuita estaría a la la orden del día. Y así fue, a la hora del telediario, -más clara la intención política imposible-, allí estaban las fuerzas del desorden repartiendo leña indiscriminadamente, respondiendo a pequeños incidentes puntuales con un despliegue de fuerzas inusitado y desproporcionado. Golpeando salvajemente y deteniendo de forma aleatoria a quien se cruzaba en su camino con el objetivo claro de asustar y amedrentar a la ciudadanía.

Se queja la delegada Cifuentes de que algunos de los policías están heridos, pero poco dice de los cientos de ciudadanos no contabilizados que también lo fueron, en muchos casos gente que asustada salía corriendo despavorida ante las cargas policiales.

Ayer la zona de los alrededores de Colón, con el baluarte de Génova fuertemente protegido, se convirtió en un territorio sin ley en el que las fuerzas del desorden se ensañaron con los ciudadanos. Ayer se golpeó y detuvo a los ciudadanos muy democráticamente, es un sarcasmo por si alguien no lo ha entendido. Sin distinciones de raza, edad, condición de manifestante o no, todos fueron objeto de golpes, fueron achuchados, amedrentados y algunos terminaron detenidos.

Este sábado el gobierno demostró que tiene miedo de los ciudadanos y ante una manifestación histórica respondió con su brazo represor al peor estilo de la época franquista. Impresionan las imágenes de las cargas policiales en la Plaza de Colon antes incluso de que terminara el acto. Mientras y de fondo se oía el grito unánime de miles de gargantas cantando “El Canto a la Libertad de Labordeta”. Que sarcasmo, miles de personas pidiendo libertad mientras las fuerzas de seguiridad cargaban contra los ciudadanos.

La muerte del expresidente Suárez no va a impedir que quienes participamos en las Marchas por la Dignidad sigamos protestando. Madrid era el destino de estas Marchas, da lo mismo si es en la capital del estado o en nuestras ciudades, vamos a seguir esa ruta que empezó hace ya muchos días, allá por los primeros de días de marzo.Vamos a seguir reclamando pan, trabajo, libertad y un gobierno que cumpla lo que promete. Y si no es capaz de hacerlo, que se vaya. Los y las de abajo, los ciudadanos somos el pueblo y a nosotros es quienes deben de rendir cuentas.

Este gobierno debería ir haciendo las maletas, tiene los días contados.

*Maribel Martínez, de las Marchas de la Dignidad de Aragón

Fuente: http://www.publico.es/actualidad/509829/infiltrados-en-accion-a-tiempo-del-telediario

Maribel Martínez: “Somos los pies y la voz de toda la gente que está trabajando en esto”


Este sábado, 22 de marzo, Madrid será el escenario en el que confluirán las ‘marchas de la dignidad’, una movilización ciudadana, unitaria y masiva, contra los recortes y todas las políticas que atentan contra los derechos humanos y la justicia social bajo el lema “Pan, Trabajo y Techo, ¡A la calle que ya es hora!”. Antes de que las marchas lleguen a su destino, algunos de los portavoces de las columnas de las marchas han pasado por el programa ‘Hoy por hoy’ para reivindicar y dar a conocer lo que vienen defendiendo desde su punto de partida y defenderán mañana en las manifestaciones. En el estudio de Radio Madrid hemos reunido al portavoz de la columna nordeste, Jesús DEnia, al portavoz de la columna levantina, Agripa Hervás y al portavoz de la columna andaluza, Diego Cañamero.

Fuente:http://www.cadenaser.com/espana/audios/maribel-martinez-somos-pies-voz-toda-gente-trabajando/csrcsrpor/20140320csrcsrnac_22/Aes/

Ofensas a España


JUAN MANUEL Aragüés 28/02/2014

Haciendo gala de su versión más casposa, retrógrada y neofascista, el Gobierno del PP decidió, a finales del pasado año, sancionar lo que calificó como “ofensas a España”. Con ello, el Gobierno coloca en su punto de mira a los que siempre ha considerado enemigos de la Patria, es decir, en su terminología, separatistas, especialmente vascos y catalanes, y rojos de toda condición. Todo aquel que no comulgue con su visión ultramontana del país, que no vibre ante la visión de la rojigualda, se encuentra en el punto de mira.

Creo que no hará falta precisar que a mí, la rojigualda, como enseña heredada de la dictadura franquista y enarbolada por los golpistas en la guerra civil, me resulta totalmente ajena, por decirlo suavemente, no vaya a ser que España sea muy susceptible y se nos vaya a ofender. La mayor parte de los símbolos que pudieran encarnar esa idea de patria que maneja el PP, la mencionada bandera, la Monarquía, poseen una carga ideológica tan evidente que a muchos no nos provocan sentimiento alguno de adhesión. Pero no creo que decir esto suponga ninguna novedad.

Sin embargo, sí hay cuestiones que resultan escandalosas. Algunas por infantiles, como esa pretensión de que un ente abstracto, España, pueda sentirse ofendido. Es evidente que quien se sentirá ofendida no es España, sino los que creen encarnarla, cosa muy diferente y harto peligrosa. No en vano, ellos son España. Otras, por ser la expresión de una profunda contradicción. Y a eso voy.

Quienes encarnan su idea de España en unos colores que gustan de llevar en la muñeca, o en un nombre que repiten con énfasis y embeleso, son, en estos momentos, quienes están contribuyendo de una manera más brutal a restregar por el fango la imagen de nuestro país. Quienes amenazan con sancionar expresiones ofensivas hacia España, denigran su imagen hasta límites insospechados.

Las muertes en nuestra frontera sur de inmigrantes indefensos como consecuencia de la actuación desproporcionada de los cuerpos de seguridad trasladan una imagen de nuestro país que provoca no solo sonrojo, sino verdadera indignación. Unos cuerpos de seguridad en manos de una dirección política de tintes fascistas, como la que encarna en primera instancia, incluso en sus rancias poses, Fernández de Mesa, y, más arriba aun, el ministro del interior, Fernández Díaz, pueden convertirse, como de hecho se han convertido, en un verdadero ariete contra los derechos humanos. Que quienes deben velar por el cumplimiento de la ley, me refiero a las autoridades políticas, desprecien de modo tan evidente la legalidad, nos coloca al borde del colapso como sociedad democrática.

Ofender a España. Desde mi punto de vista, no hay modo más eficaz para ello que promover el deterioro de su imagen. Algo que los presuntos defensores de la patria, encarnados por el PP, están consiguiendo a marchas forzadas. Destrozar sus servicios públicos, erosionar la democracia, atentar contra los derechos humanos, enfangarlo todo mediante una corrupción sistémica, son todas ellas formas de deteriorar su imagen.

Al PP, como siempre ha ocurrido con la derecha más rancia, solo le interesan los símbolos. Pero España, como cualquier país que se precie, no es un conjunto de símbolos, sino un espacio que merece, o no, ser habitado. Eso lo sabía muy bien Pericles, padre de la democracia ateniense, en cuyas famosas oraciones fúnebres por los soldados caídos en la guerra contra Esparta, ensalza a la patria señalando que Atenas, por sus libertades, por su riqueza material, por su cultura, merece ser defendida hasta la muerte. De eso se trata, de construir un país del que podamos sentirnos orgullosos: por su cultura, por su bienestar, por su fraternidad, por su libertad. Por el contrario, Rajoy y su gobierno están tiñendo de ignominia nuestro país. Ellos y sus actitudes son una verdadera ofensa para España.

Profesor de Filosofía. Universidad de Zaragoza

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/ofensas-espana_923892.html

COMUNICADO DE IZQUIERDA UNIDA Y PODEMOS TRAS REUNIÓN AMBAS DELEGACIONES


Comunicado de IU y Podemos
Reunidas en el día de hoy dos delegaciones de Izquierda Unida y Podemos,
compuestas respectivamente por Enrique Santiago y Miguel Reneses y Pablo
Iglesias, Miguel Urban y Carolina Bescansa, ambas partes han coincidido en el
análisis de la situación política y social caracterizada por un agotamiento del
consenso de la Transición, un agotamiento del marco constitucional y por tanto, la
necesidad de elaborar propuestas programáticas que puedan contar con un amplio
respaldo de la ciudadanía.
Ambas partes han coincidido en una voluntad de construcción de un amplio
Bloque Social y Político, más allá de llegar a acuerdos exclusivamente en materia
electoral.
Consideramos imprescindible vincular a ese proceso de construcción a los
distintos sectores y movimientos sociales, además de a todas las fuerzas políticas
que trabajan en la defensa de la democracia y contra las políticas de recortes
sociales y pérdida de soberanía de la Troika.
Ese Bloque Político y Social deberemos construirlo juntos y sin condiciones previas.
Destacamos el camino avanzado por las distintas fuerzas de la izquierda
alternativa del Estado, tanto de ámbito federal como soberanistas, en la dirección
de la defensa de la democracia, la soberanía y los derechos sociales frente a las
políticas de austeridad al dictado de poderes exteriores. En lo concreto, Izquierda
Unida ha venido trabajando en torno a la conformación del denominado Grupo de
la Izquierda Plural desde las últimas elecciones generales así como con la puesta
en marcha en las últimas elecciones gallegas de AGE, alianza entre distintas fuerzas
de alternativas de esta comunidad. Por su parte “Podemos” saluda todas las
iniciativas unitarias y apuesta por seguir buscando el encuentro con todos los
sectores de la sociedad civil y la ciudadanía así como organizaciones sociales y
políticas que han estado en la primera línea de la defensa de los derechos sociales
y la democracia frente a las políticas de austeridad.
Las representaciones de IU y Podemos hemos coincidido en la necesidad de
debatir los programas políticos ante las próximas elecciones europeas y
coincidimos también en la necesidad de facilitar fórmulas de elaboración
participativa así como de recoger las reivindicaciones de todas las personas y
movimientos sociales que han venido confrontando las políticas de recortes desde
la presencia en el conflicto social.
Entendemos conveniente abordar conjuntamente, entre ambas fuerzas y con el
resto de fuerzas dispuestas a concurrir a las próximas elecciones europeas, un
debate sobre el programa y sus formas de elaboración, sobre el tipo de
candidaturas más idóneas en estos comicios: tipos de candidaturas, integrantes,
participación ciudadana, cabezas de lista, participación de movimientos sociales y
fuerzas políticas, portavoces ciudadanos, representación de género,
representación de las distintas nacionalidades del Estado, etc. así como sobre los
criterios para apostar por fórmulas de unidad y convergencia en defensa de la
democracia y contra las políticas de la Troika.
Izquierda Unida entiende que el debate sobre cabezas de lista no debe abordarse
hasta haber acordado un programa y unos criterios de composición y
representación social de las candidaturas electorales. Podemos recalca su apuesta
por las primarias abiertas y el protagonismo ciudadano pero manifiesta
disponibilidad a abrir un diálogo sobre todas las cuestiones. En ningún caso el
resultado de estos debates condicionará la apuesta por el trabajo conjunto de IU y
Podemos. Que ambas fuerzas reman en la misma dirección está fuera de discusión
para nosotros.
Ambas partes han acordado construir un protocolo de relaciones entre ambas
fuerzas para abordar un trabajo conjunto en el conflicto social y en aquellos
movimientos sociales que defienden la democracia y se oponen a los recortes, así
como para establecer los mecanismos concretos de colaboración electoral.
Ambas partes coinciden en que la gravedad de la crisis económica e institucional
obliga a mantener espacios de dialogo permanentes, que trasciendan los marcos
electorales, y se centren en dar voz política a los acuerdos mayoritarios que van
fraguándose en la sociedad

Ateneo pide un frente común de la izquierda


Ateneo, un foro para el debate y la construcción de alternativas de izquierda en Aragón, ha enviado una carta a los partidos “a la izquierda del PSOE” para tratar de buscar una coalición electoral en los comicios europeos del próximo 25 de mayo “contra la aplicación de los dictados de la Troika” y así “maximizar el efecto de tales fuerzas en la calle y en las urnas”.

Entre las formaciones susceptibles de aliarse están IU (que ya lo ha propuesto a CHA), CHA, Puyalón, Equo, Compromís o Podemos. Ateneo recuerda el trabajo realizado por todas estas formaciones y considera que “las diferencias que siempre han atomizado a la izquierda no deben ser un obstáculo para una confluencia que se vive ya por muchos sectores como una necesidad, como una exigencia imperiosa que la realidad impone”. De momento no han obtenido respuesta.

Fuente: Ateneo pide un frente común de la izquierda ( El Periódico de Aragón – 21/02/2014 )