Archivo de la etiqueta: democracia

Video del acto 60 Voces, una sola papeleta para Aragón.


El pasado 6 de mayo del 2014, Ateneo realizó un acto en el centro de historia de Zaragoza, en el que un grupo de personas de Aragón, decidieron unirse en Zaragoza para poner su voz reclamando la confluencia de las formaciones políticas de izquierda y los de abajo.

Reclamando que en las próximas elecciones no tengamos que decidir ante las urnas de forma que solo tengamos una papeleta reuniendo a toda la izquierda política y a los de abajo.

En este acto las voces claman la recuperación de una democracia secuestrada por la troika y por las políticas de derechas que está llevando a este país y con él a sus ciudadanos, a la pobreza y a un callejón sin salida.

60 Voces que quieren recuperar la dignidad, los derechos de los ciudadanos y la recuperación de la política para la ciudadanía.

Aragón: audacia o abismo


Nunca en las últimas décadas el descrédito del bipartidismo y de sus políticas había alcanzado tal extensión

Iniciativa Social de la Izquierda de Aragón 11/04/2014

Juntarse, esta es la palabra del mundo. José Martí

Iniciativa Social fue la denominación que utilizamos quienes, como activistas de base sin o con filiación partidaria, promovimos, junto con CHA e IU, en noviembre de 2011 la coalición la Izquierda de Aragón, incluso participando en aquella candidatura que logró un escaño en el Congreso de los Diputados. En los siguientes dos años hemos seguido promoviendo la confluencia social, política y electoral, y nos congratulamos de que, entretanto, iniciativas como Ateneo en Zaragoza, C+ en Huesca o Ciudadanos por la Unidad de la Izquierda en Teruel hayan ampliado y consolidado en todo Aragón la participación en iniciativas por la confluencia: una reivindicación que ha venido para quedarse.

Hoy, desde todo el espectro político aragonés, activistas independientes pero también militantes de formaciones como CHA, IU, Izquierda Anticapitalista, Podemos, Puyalón, Equo o Partido X reclaman que, sin renunciar en absoluto a sus propias identidades, todas ellas creen canales para la participación popular en coaliciones electorales conjuntas para vencer a las políticas de destrucción de lo público y sometimiento a la deuda privada que el rescate a la banca ha convertido en pública, tal como consagró la reforma del artículo 135 de la constitución que pactaron PP y PSOE.

En las próximas elecciones europeas, en Aragón nos vemos en la obligación de elegir entre al menos 5 candidaturas que se oponen a estas políticas. Y esto no es baladí, pues dicha dispersión puede dificultar la obtención de representación para quienes en y desde Aragón se sienten de izquierda, verdes, feministas o simplemente desean la transformación de este sistema en una democracia real. En definitiva, tal dispersión puede dificultar la defensa en el parlamento europeo de las necesidades de la gente golpeada por las políticas económicas carroñeras de los de arriba.

Por eso desde aquí lamentamos que no se haya reeditado, al menos, la alianza entre CHA, IU y la Iniciativa social que dio lugar a La Izquierda de Aragón, tanto más cuanto que el trabajo conjunto en el seno de La Izquierda Plural continúa funcionando positivamente en el Congreso de los Diputados, y que dicha alianza hubiera prácticamente asegurado la presencia de un eurodiputado aragonés de izquierdas que representase directamente a la gente de debajo de esta comunidad. Como esto no ha sido así, no nos queda otra que, de todas formas, pedir a la ciudadanía que valore las posibilidades y perfil de cada opción y que, en cualquier caso, vote contra las políticas económicas que nos destruyen.

Por nuestra parte seguiremos defendiendo la imperativa necesidad de ofrecer a la ciudadanía una sola papeleta de las fuerzas de la izquierda y la gente de abajo para las siguientes convocatorias electorales, y explícitamente para echar del gobierno de la comunidad al PP en mayo de 2015. Invitamos a toda la ciudadanía, y a las bases de todas las fuerzas políticas implicadas, a reclamar esa única papeleta, y a cada una de esas fuerzas a que tengan la valentía y la lucidez de crear mecanismos para hacerlo posible desde ahora.

Porque en el momento crítico que vivimos tenemos la oportunidad de, como decía uno de nuestros referentes, empujar la historia hacia la libertad: nunca en las últimas décadas el descrédito del bipartidismo y de sus políticas había alcanzado tal extensión. Pero también corremos el riesgo de que se afiance definitivamente el retroceso inaudito que ya padecemos hoy, en mucho mayor grado que cuando empezó su andadura la Iniciativa Social en 2011. Entonces el miedo y la cortedad de miras nos hubieran impedido avanzar: hoy acelerarían el camino al abismo. La perspectiva y la audacia eran entonces necesarias: hoy son imprescindibles.

Miembros de Iniciativa Social de la Izquierda de Aragón

El tren de la unidad de la izquierda


No detectamos, por parte de las direcciones de esos partidos, mucho entusiasmo para conseguir la confluencia

El tren de la unidad de la izquierda -

ALBERTO Granados 01/04/2014

Se acercan las elecciones europeas y todo parece indicar que van a existir varias candidaturas que competirán por el voto “indignado”. Si nadie pone remedio, IU, Podemos y CHA (ésta última en la lista conjunta con Equo) van a concurrir por separado.

Los grupos de ciudadanos que luchamos por una confluencia electoral –y junto a Ciudadan@s por la unidad de la izquierda de Teruel tenemos que mencionar destacadamente a grupos como Ateneo de Zaragoza y C+3 de Huesca– no hemos perdido la esperanza de que la unidad se consiga y vamos a seguir presionando a las fuerzas políticas para conseguir, básicamente, dos objetivos:

1. Que los partidos situados a la izquierda del PSOE confluyan en una única candidatura electoral.

2. Que asimismo esos partidos arbitren mecanismos imaginativos para que en la elaboración de programas y en la confección de candidaturas puedan participar personas que no están afiliados a ningún partido político. En resumen, que se produzca una auténtica confluencia social, una confluencia de los ciudadanos.

 

LO QUE PEDIMOS es que, entre todos, podamos crear ilusión. Y la realidad es que no detectamos, por parte de las direcciones de esos partidos, mucho entusiasmo para conseguir la confluencia. En los últimos días hemos asistido a diversas modalidades del deporte político de “echar balones fuera”. Todos los partidos tienen muy claro lo que tienen que hacer los demás para conseguir la unión. Pero el esfuerzo propio no aparece por ningún lado.

No valen los escapismos a los cuales estamos ya acostumbrados. No valen argumentos como el de “lo importante es confluir en la calle y no en las cúpulas”. No vale perderse en debates cuasilingüísticos sobre si lo importante es la unión o la unidad. No vale refugiarse en la autocomplacencia de lo bien que han funcionado cada uno de los partidos por separado. Ni tampoco en las relativamente buenas perspectivas que dibujan las encuestas.

La unidad –o unión o como queramos llamarle– de la izquierda no es una opción más: es la única posibilidad de pararle los pies a la derecha depredadora y trabucaire. Si las candidaturas de izquierda van separadas, la ilusión de los ciudadanos se disipará y el voto se dispersará, se perderá en restos electorales, irá a parar al capazo del “voto útil”, o a la abstención y al voto nulo y blanco.

Lo que los partidos de la izquierda tenían que haber hecho hace ya mucho tiempo es sentarse para poner las bases de un “programa de mínimos”, un programa que podría centrarse en:

1) Medidas para la regeneración y la dignificación de la vida política.

2) Medidas para posibilitar que los ciudadanos puedan participar más directamente en la vida política del país, y controlar a sus representantes.

3) Medidas para una nueva política fiscal, económica, social y laboral.

 

LLEGAR a estos consensos no les tendría que resultar tan difícil a los dirigentes de los partidos, dado que llevan años pidiendo a sus afiliados y a los ciudadanos que se movilicen una y otra vez para defenderlos en la calle. ¿Es mucho pedir que nos sentemos todos para hablar de lo que nos une y no de lo que nos separa? Nadie tiene que tener miedo a una posible absorción: llegar a acuerdos no supone perder la personalidad propia de cada organización. ¿Es que tienen miedo de contaminarse de las ideas de los demás?

Alguien dijo que el capitalismo es un tigre de papel. Pero ese tigre muerde, y come mucho. Algunos en el campo de la izquierda política, para luchar contra ese tigre, se resignan a dar de comer a 4 ó 5 gatitos juguetones…

 

Colectivo de ciudadanos por la unidad de la izquierda

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/tren-unidad-izquierda_931707.html

‘Infiltrados’ en acción a tiempo del telediario


Opinión, por Maribel Martínez*

La columna nordeste en el Hospital de Alcalá de Henares

Esta no es la nota que como coordinadora de prensa de la Columna Nordeste de las Marchas por la Dignidad me hubiera gustado escribir.

Tenía pensada otra, una mucho más alegre y festiva en la que contar la enorme y pacífica participación de más de un millón de personas venidas de todo el Estado para participar en la manifestación que ponía punto final a las Marchas por la Dignidad.

Porque este sábado y durante unas horas Madrid fue una fiesta ciudadana reivindicativa y pacífica. Digan lo que digan la Delegación del Gobierno, la sra. Cifuentes, la policía y esa caterva de voceros de prensa de la rancia derecha a los que les ha faltado tiempo para minusvalorar y criminalizar a esta ciudadanía harta e indignidad que este sábado se manifestó en Madrid.

Le pese a quien le pese, la de ayer fue una protesta ciudadana que marcará un hito en la historia de este país. Y lo fué porque la ciudadanos, pese a que ya no aguanta más, se comportaron digna y pacificamente durante todo su recorrido.

Este sábado y durante unas horas Madrid fue una fiesta ciudadana reivindicativa y pacífica

Fue un clamor, un grito unánime de más de un millón de personas reclamando cambios, pidiendo “pan, trabajo y libertad” como si la historia de este país no hubiera cambiando, como si en vez de en el siglo XXI esta fuera la España caciquil y pobre de finales del XIX.

Como participante en esas Marchas por la Dignidad durante todos estos días me he sentido muy orgullosa de mis compañeros, de quienes caminaron con nosotros por las carreteras de este país, pero también de aquellos que nos apoyaron desde casa y trabajaron para que estas marchas fueran una realidad. De los que nos dieron refugio, comida, cariño, solidaridad y un lugar donde dormir. Todas esas personas estaban ayer en Madrid. Unas vinimos andando, otras iban con nosotras en esos pies magullados, doloridos y en ese corazón henchido de emociones y solidaridad. Y muchas más, miles y miles, vinieron en los autobuses que desde las cuatro esquina de este país partieron a primeras horas del sábado para estar en Madrid con nosotros y participar en la gran manifestación final.

Una fiesta que las fuerzas del desorden, los energúmenos de siempre y esos infiltrados que sabíamos que había en la Manifestación se encargaron de reventar para que tuviera un final amargo.

Era evidente que este gobierno no iba a permitir una acampada, era conocido y comprobado el enorme despliegue de fuerzas que se concentraban desde días atras en la capital del estado. Sabíamos que las provocaciones y la represión indiscriminada, salvaje y gratuita estaría a la la orden del día. Y así fue, a la hora del telediario, -más clara la intención política imposible-, allí estaban las fuerzas del desorden repartiendo leña indiscriminadamente, respondiendo a pequeños incidentes puntuales con un despliegue de fuerzas inusitado y desproporcionado. Golpeando salvajemente y deteniendo de forma aleatoria a quien se cruzaba en su camino con el objetivo claro de asustar y amedrentar a la ciudadanía.

Se queja la delegada Cifuentes de que algunos de los policías están heridos, pero poco dice de los cientos de ciudadanos no contabilizados que también lo fueron, en muchos casos gente que asustada salía corriendo despavorida ante las cargas policiales.

Ayer la zona de los alrededores de Colón, con el baluarte de Génova fuertemente protegido, se convirtió en un territorio sin ley en el que las fuerzas del desorden se ensañaron con los ciudadanos. Ayer se golpeó y detuvo a los ciudadanos muy democráticamente, es un sarcasmo por si alguien no lo ha entendido. Sin distinciones de raza, edad, condición de manifestante o no, todos fueron objeto de golpes, fueron achuchados, amedrentados y algunos terminaron detenidos.

Este sábado el gobierno demostró que tiene miedo de los ciudadanos y ante una manifestación histórica respondió con su brazo represor al peor estilo de la época franquista. Impresionan las imágenes de las cargas policiales en la Plaza de Colon antes incluso de que terminara el acto. Mientras y de fondo se oía el grito unánime de miles de gargantas cantando “El Canto a la Libertad de Labordeta”. Que sarcasmo, miles de personas pidiendo libertad mientras las fuerzas de seguiridad cargaban contra los ciudadanos.

La muerte del expresidente Suárez no va a impedir que quienes participamos en las Marchas por la Dignidad sigamos protestando. Madrid era el destino de estas Marchas, da lo mismo si es en la capital del estado o en nuestras ciudades, vamos a seguir esa ruta que empezó hace ya muchos días, allá por los primeros de días de marzo.Vamos a seguir reclamando pan, trabajo, libertad y un gobierno que cumpla lo que promete. Y si no es capaz de hacerlo, que se vaya. Los y las de abajo, los ciudadanos somos el pueblo y a nosotros es quienes deben de rendir cuentas.

Este gobierno debería ir haciendo las maletas, tiene los días contados.

*Maribel Martínez, de las Marchas de la Dignidad de Aragón

Fuente: http://www.publico.es/actualidad/509829/infiltrados-en-accion-a-tiempo-del-telediario

Maribel Martínez: “Somos los pies y la voz de toda la gente que está trabajando en esto”


Este sábado, 22 de marzo, Madrid será el escenario en el que confluirán las ‘marchas de la dignidad’, una movilización ciudadana, unitaria y masiva, contra los recortes y todas las políticas que atentan contra los derechos humanos y la justicia social bajo el lema “Pan, Trabajo y Techo, ¡A la calle que ya es hora!”. Antes de que las marchas lleguen a su destino, algunos de los portavoces de las columnas de las marchas han pasado por el programa ‘Hoy por hoy’ para reivindicar y dar a conocer lo que vienen defendiendo desde su punto de partida y defenderán mañana en las manifestaciones. En el estudio de Radio Madrid hemos reunido al portavoz de la columna nordeste, Jesús DEnia, al portavoz de la columna levantina, Agripa Hervás y al portavoz de la columna andaluza, Diego Cañamero.

Fuente:http://www.cadenaser.com/espana/audios/maribel-martinez-somos-pies-voz-toda-gente-trabajando/csrcsrpor/20140320csrcsrnac_22/Aes/

Ofensas a España


JUAN MANUEL Aragüés 28/02/2014

Haciendo gala de su versión más casposa, retrógrada y neofascista, el Gobierno del PP decidió, a finales del pasado año, sancionar lo que calificó como “ofensas a España”. Con ello, el Gobierno coloca en su punto de mira a los que siempre ha considerado enemigos de la Patria, es decir, en su terminología, separatistas, especialmente vascos y catalanes, y rojos de toda condición. Todo aquel que no comulgue con su visión ultramontana del país, que no vibre ante la visión de la rojigualda, se encuentra en el punto de mira.

Creo que no hará falta precisar que a mí, la rojigualda, como enseña heredada de la dictadura franquista y enarbolada por los golpistas en la guerra civil, me resulta totalmente ajena, por decirlo suavemente, no vaya a ser que España sea muy susceptible y se nos vaya a ofender. La mayor parte de los símbolos que pudieran encarnar esa idea de patria que maneja el PP, la mencionada bandera, la Monarquía, poseen una carga ideológica tan evidente que a muchos no nos provocan sentimiento alguno de adhesión. Pero no creo que decir esto suponga ninguna novedad.

Sin embargo, sí hay cuestiones que resultan escandalosas. Algunas por infantiles, como esa pretensión de que un ente abstracto, España, pueda sentirse ofendido. Es evidente que quien se sentirá ofendida no es España, sino los que creen encarnarla, cosa muy diferente y harto peligrosa. No en vano, ellos son España. Otras, por ser la expresión de una profunda contradicción. Y a eso voy.

Quienes encarnan su idea de España en unos colores que gustan de llevar en la muñeca, o en un nombre que repiten con énfasis y embeleso, son, en estos momentos, quienes están contribuyendo de una manera más brutal a restregar por el fango la imagen de nuestro país. Quienes amenazan con sancionar expresiones ofensivas hacia España, denigran su imagen hasta límites insospechados.

Las muertes en nuestra frontera sur de inmigrantes indefensos como consecuencia de la actuación desproporcionada de los cuerpos de seguridad trasladan una imagen de nuestro país que provoca no solo sonrojo, sino verdadera indignación. Unos cuerpos de seguridad en manos de una dirección política de tintes fascistas, como la que encarna en primera instancia, incluso en sus rancias poses, Fernández de Mesa, y, más arriba aun, el ministro del interior, Fernández Díaz, pueden convertirse, como de hecho se han convertido, en un verdadero ariete contra los derechos humanos. Que quienes deben velar por el cumplimiento de la ley, me refiero a las autoridades políticas, desprecien de modo tan evidente la legalidad, nos coloca al borde del colapso como sociedad democrática.

Ofender a España. Desde mi punto de vista, no hay modo más eficaz para ello que promover el deterioro de su imagen. Algo que los presuntos defensores de la patria, encarnados por el PP, están consiguiendo a marchas forzadas. Destrozar sus servicios públicos, erosionar la democracia, atentar contra los derechos humanos, enfangarlo todo mediante una corrupción sistémica, son todas ellas formas de deteriorar su imagen.

Al PP, como siempre ha ocurrido con la derecha más rancia, solo le interesan los símbolos. Pero España, como cualquier país que se precie, no es un conjunto de símbolos, sino un espacio que merece, o no, ser habitado. Eso lo sabía muy bien Pericles, padre de la democracia ateniense, en cuyas famosas oraciones fúnebres por los soldados caídos en la guerra contra Esparta, ensalza a la patria señalando que Atenas, por sus libertades, por su riqueza material, por su cultura, merece ser defendida hasta la muerte. De eso se trata, de construir un país del que podamos sentirnos orgullosos: por su cultura, por su bienestar, por su fraternidad, por su libertad. Por el contrario, Rajoy y su gobierno están tiñendo de ignominia nuestro país. Ellos y sus actitudes son una verdadera ofensa para España.

Profesor de Filosofía. Universidad de Zaragoza

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/ofensas-espana_923892.html

Ateneo pide un frente común de la izquierda


Ateneo, un foro para el debate y la construcción de alternativas de izquierda en Aragón, ha enviado una carta a los partidos “a la izquierda del PSOE” para tratar de buscar una coalición electoral en los comicios europeos del próximo 25 de mayo “contra la aplicación de los dictados de la Troika” y así “maximizar el efecto de tales fuerzas en la calle y en las urnas”.

Entre las formaciones susceptibles de aliarse están IU (que ya lo ha propuesto a CHA), CHA, Puyalón, Equo, Compromís o Podemos. Ateneo recuerda el trabajo realizado por todas estas formaciones y considera que “las diferencias que siempre han atomizado a la izquierda no deben ser un obstáculo para una confluencia que se vive ya por muchos sectores como una necesidad, como una exigencia imperiosa que la realidad impone”. De momento no han obtenido respuesta.

Fuente: Ateneo pide un frente común de la izquierda ( El Periódico de Aragón – 21/02/2014 )

Declaración de Ateneo/3D, ante las elecciones Europeas.


logo-ateneo-letras.jpg

ANTE LAS ELECCIONES EUROPEAS

En los últimos años se han sucedido, a lo largo y ancho del país, iniciativas que pretendían poner en marcha procesos de convergencia de la izquierda para hacer frente a la profunda agresión que desde el neoliberalismo se está realizando contra la ciudadanía bajo la excusa de la crisis.  La crisis, en efecto, ha servido de coartada perfecta a los sectores neoliberales para intentar aplicar sus programas de máximos y, de ese modo, desmantelar los servicios públicos y recortar las libertades individuales y colectivas.

El sistema se ha hecho irrespirable. La corrupción lo impregna todo. Ahora es de dominio público que nuestras élites (empresariales, políticas, deportivas) están ahí por su connivencia con la corrupción. Empresarios corruptos subvencionan partidos corruptos, bancos corruptos sostienen medios de comunicación y organizaciones políticas, operaciones corruptas de empresarios corruptos sustentan clubs deportivos de élite con sus sueldos inmorales, para renovar ese tan tradicional pan y circo. El sistema está desnudo.

La frágil democracia de  nuestro entorno político se debilita día a día por la suplantación de las instituciones por otros mecanismos de toma de decisión.  Es la Troika quien toma las decisiones políticas que van a condicionar nuestro futuro, en un sentido concreto y cercano: qué será de nuestras pensiones, de la educación de la siguiente generación, de nuestra salud, de nuestros salarios, son cuestiones que se están dilucidando en el presente.

Ante esta situación, aunque todavía solo un pequeño porcentaje de la ciudadanía se atreve a cuestionar lo existente, la contestación social se acrecienta día a día. La realidad obliga a abrir los ojos, aunque todo el sistema esté orientado a cerrárnoslos. Pero hacen falta estímulos para que más gente se atreva a otear otros posibles horizontes, a decirse a sí misma: esto no puede ser. Porque cuando alguien se da cuenta de una situación insostenible, busca alternativas.

Así, somos mucha gente ya quienes entendemos que las diferencias que siempre han atomizado a la izquierda  no deben ser  un obstáculo para una  confluencia  que se vive ya por muchos sectores como una necesidad, como una exigencia imperiosa que la realidad impone, y que cada vez más voces reclaman.  Mesas de Convergencia, Iniciativa Social, Ateneo,  Frente Cívico, CUIZ… en Aragón, como otras iniciativas en el resto del estado, plantean que no hay lugar para la demora, no son momentos para dilucidar si son galgos o podencos, sino para consolidar esos procesos de confluencia.

Una confluencia  que no es un llamamiento bienintencionado, genérico e ingenuo. Parte del reconocimiento de la diversidad de las fuerzas que trabajan contra la aplicación de los dictados de la Troika, pero a la vez de la necesidad ineludible de maximizar el efecto de tales fuerzas  en la calle y en las urnas.

La aparición de Podemos profundiza en ese grito que dice que es ya el momento de la confluencia, que los partidos tradicionales deben entender que sus dinámicas deben ajustarse a las exigencia sociales, y no al revés.  Pero también abre el riesgo de repetir esos procesos de insularización en los que tanto nos regocijamos históricamente, de lograr nuevas minorías que compitan entre sí.

Las elecciones europeas pueden ser un buen laboratorio de confluencia, de visualización de todo el trabajo que se lleva haciendo desde hace tiempo.  No se trata de una obsesión por lo electoral, de buscar candidaturas apresuradas, sino de que el intenso trabajo de estos años empiece a recoger frutos.

Entendemos que para esta convocatoria sigue siendo necesario aglutinar al electorado que puede votar opciones opuestas a la Troika: en Aragón las que tienen representación institucional como Izquierda Unida y Chunta Aragonesista, y también otras como Equo o Puyalón. Pero también es imprescindible recoger la oposición a la Troika de quienes hasta ahora no han optado por ellas, pero ven con simpatía propuestas como la del Partido X, la de Podemos, o la de quienes se resisten a elegir entre candidaturas precisamente por percibirlas como fragmentadas. Necesitarnos al electorado que votaría a todas estas opciones, sea cual sea nuestra posición hacia las formaciones en sí mismas.

Porque ninguna de estas formaciones tendrá capacidad por sí misma para vehicular la creciente oposición a las políticas de la Troika, pero un proceso de confluencia de todas ellas visualizaría con rotundidad una posibilidad real de transformación de la correlación de fuerzas.

Desde Ateneo defendemos la legitimidad de cualquier organización para decidir sus ritmos y métodos democráticos de conformación de candidaturas, programas y alianzas electorales. Pero también defendemos que un proceso de confluencia debe lograr más apoyos que la suma de los apoyos a las organizaciones que lo sustentan. Y que para lograr apoyos externos a ellas también se precisan cauces de participación y decisión que incluyan a quienes dan tales apoyos desde fuera: una necesidad que creemos coincide con el cuestionamiento popular de las formas de representatividad expresada desde el ciclo abierto por el 15M. Conciliar ambas convicciones es un largo y arduo camino, pero debe empezar por el aquí y el ahora.

Por todo ello,  ante las próximas elecciones al Parlamento Europeo Ateneo propone y trabajará por:

– El debate, en el seno de cada fuerza política e iniciativa electoral aragonesa opuesta a las políticas de la Troika,  de propuestas de conciliación de los métodos democráticos internos de cada una de ellas con la creación de cauces de participación externa para la conformación de candidaturas y la construcción de programa.

– El establecimiento de canales formales de comunicación entre dichas fuerzas e iniciativas con el fin explícito de alcanzar un acuerdo global aragonés al respecto, y su posterior encaje en el conjunto del estado.

– El compromiso público de dichas fuerzas e iniciativas, en caso de no alcanzarse tal acuerdo, para una campaña electoral que reconozca y valore a las demás candidaturas como aliadas o amigas frente a las políticas de la Troika. En tal caso, Ateneo promovería actos para visibilizar tal reconocimiento y valoración con participación de representantes de todas las candidaturas que lo acepten.

Entendemos que todas las fuerzas políticas e iniciativas electorales contra la Troika en Aragón afrontan el reto de las elecciones al Parlamento Europeo con el ánimo común de mejorar las posibilidades de la izquierda y l@s de abajo. Por ello les emplazamos a un diálogo abierto y sincero para la construcción de una propuesta común.  Y esperamos de todas ellas el mayor esfuerzo por conseguirla: ésa es nuestra responsabilidad histórica, y por cómo la afrontemos se juzgará a cada una.

                En Aragón, a 14 de febrero de 2014.

¿Qué podemos aportar a Podemos?


Paco Bello | Iniciativa Debate | 05/02/2014

Voy a intentar analizar la actualidad de Podemos, y voy a alejar el foco para ganar perspectiva por mucho que sienta el proyecto, sin serlo, como algo propio y como lo más ilusionante que nos han regalado a nivel sociopolítico, diría que nunca. Solo es una forma de sacar afuera todo aquello que interiorizo al respecto y de poner en negro sobre blanco lo que me suscitan los acontecimientos.

Empezaré por decir que me encanta que los grandes medios, desde sus programas basura como por ejemplo el de Ana Rosa (a la que por su evidente incapacidad le escribían los libros, pero no el postureo), menosprecien la propuesta. No puede haber mejor señal: se llama miedo.

También me alegra que entre cierta izquierda dogmática y desde la otra de trampantojo se echen pestes, con mayor o menor vehemencia, sobre lo que resulta una verdadera amenaza. Así como me gusta que un tipo como Luis

Alfonso Rojo ahora defienda a Izquierda Unida. Toda una revelación. Esto es que se están haciendo las cosas bien: y es que proponer democracia es absolutamente transgresor. Dicho esto…

Hay algo más que una sensación de que se ha dado en el clavo, y de que la respuesta va más allá de lo que los promotores esperaban en tan corto plazo. Esto es fantástico, pero implica una gran responsabilidad y obliga a pensar muy bien en lo que se hace.

No tardaremos en ver, a la luz del asombroso desarrollo de la respuesta pública, cómo muchos pasan al ‘plan B’, y la operación de silencio y descrédito se convierte en un intento de absorción. Y esto es mucho más difícil de gestionar que las críticas.

El núcleo promotor del movimiento Podemos debe tener (y no dudo que lo tiene) algo muy claro: si la gente quisiera votar a otros partidos, lo haría. Si la respuesta supera todo lo conocido es porque se trabaja al margen de esas formaciones de forma independiente. Sin excluir a nadie se puede abrir un paraguas donde todos quepamos pero cuyo pilar no pierda su singularidad. Porque hay algo muy claro: el apoyo masivo puede, como ha llegado, desaparecer de la misma forma si se intuye mínimamente, y ya sea por la involuntaria ambigüedad de sus portavoces, o por una no criticable inexperiencia, que existen otros propósitos. Y nos jugamos demasiado como para no ser meridianamente claros. Convergencia sí: pero hacia nosotr@s, la gente común representada en Podemos, y nunca en otra dirección.

Ahora haciendo referencia al titular, y centrándome en él vuelvo a preguntar: ¿qué podemos aportar a Podemos? Podemos aportar número, difusión, presencia, financiación, trabajo, pero no creo que hoy se puedan aportar muchas ideas además de aquellas que ya mayoritariamente compartimos. Con procurar cumplir los puntos básicos de la propuesta, y con mantener la voluntad de servicio a las mayorías, es mucho lo que hay por hacer, crear y recuperar como para adelantar acontecimientos.

Por hacer una mención a los colectivos locales, los que ya hemos vivido modelos asamblearios sabemos de sobra que más allá de las funciones concretas y básicas para los que este tipo de asociación es útil, como se ha demostrado en la unión en las Mareas, PAH, protestas vecinales, etc., pretender utilizarlos para acordar posiciones ideológicas sería un error. No creo que a día de hoy haya quien esté dispuesto a guardar turno durante cuatro horas para exponer su discurso de dos minutos, viéndose influenciados por posiciones mayoritarias, y además con la posibilidad de acabar en zona de nadie. Hay fórmulas mucho más útiles y además vinculantes que facilitan esas tareas. Hablando claro, y poniéndome en el lugar de mucha otra gente: ¿para qué tengo aguantar a mi vecino, sin capacidad ni vocación para ello, intentando exponer sus inquietudes políticas habiendo herramientas consultivas e informativas mucho más prácticas, eficaces y directas? Insisto: creo que sería un error una deriva hacia al pasado en este sentido. Los círculos pueden ser muy útiles, pero si se confunde su utilidad desaparecerán (ya tenemos experiencia).

La verdadera finalidad, la que debiera importarnos, es poner en el gobierno a un partido desde abajo y desde fuera, que como primera tarea tenga el devolvernos (o mejor dotarnos, porque nunca lo hemos tenido) el poder de la única forma posible con o sin violencia: desde las instituciones y legislando para que, desde ese momento, podamos legislar los y las que lo hemos puesto ahí, y también las y los que no lo han hecho. Y si hay que jugar el papel de gregarios por un buen propósito; por uno que nos beneficiará a todos, habrá que saber hacerlo si es que queremos que algo cambie. Si todo el mundo quiere hacer de arquitecto el edificio se quedará en los planos y seguirán mandando los de siempre.

Hay que, y yo así lo hago, agradecer a las personas que han hecho posible Podemos por su compromiso y responsabilidad, y hay que confiar en ellas en base a una trayectoria personal y un discurso (porque alguna vez tendremos que confiar en alguien). Y todo eso intentando participar, vigilar e influir, pero siendo generosos en todos los sentidos.

Si alguna vez hemos tenido alguna oportunidad de cambiar nuestro entorno social es ahora. Hagámoslo bien. ¡Podemos!
* No olvidemos mover el evento del día 9, compartidlo, porque la imagen de fuerza que mostremos va a marcar el destino de una iniciativa que no ha nacido para hacer bulto, sino para ganar.

Evento: https://www.facebook.com/events/690586337628706/

Fuente: http://iniciativadebate.org/2014/02/05/que-podemos-aportar-a-podemos/

La unidad de la izquierda está en todas partes y en ninguna


La irrupción de Podemos puede acelerar la concrección de estrategias electorales que llevan meses fraguándose.

Presentación del Partido X en octubre. / Dani Gago / DISO Press

inforelacionada

El asalto a las Instituciones: ¿es lo mismo “Sí, podemos” que Podemos?

El ensayo general para que la izquierda sea capaz de formar un frente unido se juega a corto plazo en las elecciones europeas, que al ser de distrito único permiten más combinaciones territoriales de fuerzas políticas. Po­demos ha sido la primera en romper el tablero de juego, pero otros actores van moviendo fichas.

Izquierda Unida

Si Podemos nació mirando de reojo la reacción en Izquierda Unida, ésta oficialmente salió por boca de su coordinador general, Cayo Lara, una semana después: “No discutimos sobre lo que no existe y no existe ninguna propuesta concreta”. Ese mismo día, IU daba su respuesta mediática con la presentación de la campaña por la “revolución democrática y social”, que debe dar cuerpo a su propuesta política para los próximos meses. Y el heraldo era el diputado Alberto Garzón: IU mirando de reojo a Podemos y su apelación al público electoral indignado.
Iglesias lanzó a IU un órdago muy claro: primarias abiertas. Al respecto, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño reconoce que esta forma de elección de candidato no es compartida por su organización, pero cree que “hay que buscar un acuerdo básico, sin líneas rojas y sin fetiches. El electorado en toda Europa está premiando la unidad. Algo como Syriza tendría éxito”. El tablero interno de IU ya es de por sí complejo: minorías dentro de la coalición, como la corriente asturiana Facendo, han expresado su apoyo a Podemos.

Partido X

Podemos se presenta como una propuesta renovadora, y la mayor novedad que exhibe es la participación abierta para elegir candidatos y programa. En esto, Iglesias ha reconocido que tienen “mucho que aprender” del Partido X, que ha elaborado un programa sometido a constante revisión ciudadana a través de internet. Simona, miembro de la Red Ciudadana del Partido X, valora Podemos como una plataforma “sincera y capaz”, mientras advierte que “muchos intentan aprovechar la idea de unidad para subirse al carro del cambio sin aportar nada nuevo”. En su opinión, “la unidad es vieja política, la forma de colaboración contemporánea pasa por poner en red las competencias”. Por eso, recuerda que el trabajo del Partido X está disponible en internet bajo copyleft y que puede ser reutilizado. De hecho, la mañana del martes el Partido X ha anunciado que, de acuerdo con la plataforma de liderada por Pablo Iglesias, ponía a disposición de Podemos “su asesoramiento técnico en el proceso colaborativo de elaboración de su programa”. Un participante del Partido X comentaba que el acuerdo es una forma de valorar las formas de cooperación, respetando competencias y diferencias, en abierto sin estar obsesionado por la unidad y la fusión”.

Iniciativas asamblearias

Alternativas desde Abajo (AdA), un proceso abierto en la estela de las asambleas del 15M para discutir vías de la participación electoral, se enteró de presentación de la plataforma de Pablo Iglesias por la prensa. El detalle no es menor, dado que el espacio ha sido dinamizado desde el principio por Izquierda Anticapitalista, organización que ha prestado buena parte del músculo organizativo inicial a Podemos.
Miguel Álvarez, de AdA, valora que el paso dado por Pablo Iglesias “puede dar visibilidad y conectar con gente que no está en el ambiente militante”, pero no oculta su sorpresa por el modo en que los impulsores de Podemos han manejado los tiempos dado que muchas personas coincidían en ambos procesos. AdA tiene pendiente un congreso estatal, el 15 de febrero en Zaragoza, en el que valorar de manera conjunta los siguientes pasos. “El ambiente claramente es reafirmarnos en nuestro método más que nunca, ir construyendo desde las asambleas una herramienta radicalmente democrática”, explica.
Otras iniciativas basadas en los debates que comenzaron en las plazas en 2011 también avanzan más lento que el ritmo marcado por Podemos, pero tratan de acelerar el paso. La Asamblea Ciudadana de Sevilla está intensificando sus reuniones con grupos de izquierdas, en busca de una coalición unitaria. Por su parte, enRed, el espacio donde confluye una parte del movimiento 15M madrileño, lanzará en las próximas semanas su “Carta por la democracia”, un documento que busca intervenir en la campaña electoral ensanchando el tablero de juego y apuntando hacia un proceso constituyente que desborde los cauces institucionales.

Soberanismo

La posibilidad de una gran coalición soberanista entre EH Bildu y ERC queda pulverizada tras el anuncio por parte del partido catalán de que no concurrirá con los vascos a las europeas. La apuesta de la izquierda abertzale por disputar la hegemonía institucional al PNV sufre así un pequeño golpe, irónicamente a resultas del propio proceso catalán de decisión y de la consulta del 9 de noviembre, motivo aducido por los republicanos para romper una alianza que se venía dando por hecha.
Para Raimundo Viejo Viñas, profesor de Ciencia Política y firmante del manifiesto de Podemos, el mutismo de las Candidaturas de Unitat Po­pular (CUP) catalanas sobre las europeas puede dejar más libre un campo, el del voto anticapitalista, que cosechó unos 70.000 sufragios a las CUP en las autonómicas catalanas. “Esto puede ir a favor de Podemos o del Procés Constituent [liderado por la teóloga Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveres]”.
En Galiza, comenta Antón Gómez Varela –también firmante de Pode­mos–, la izquierda nacionalista de Anova puede encajar la propuesta “dentro del discurso del frente amplio”. La militancia se encuentra estas semanas en un debate asambleario sobre las alianzas para las europeas. Esquerda Unida, su socio en AGE en las últimas autonómicas, “puede ser más sensible a propuestas como Podemos dado el menor peso del aparato”. No obstante, prácticamente en cualquier territorio que no sea Madrid la plataforma debe enfrentarse a suspicacias sobre su potencial centralismo.

Firmas, grupos locales y tertulias de TV

El grupo impulsor de Podemos se ha dado hasta el 9 de febrero para cerrar la primera etapa de presentaciones y, con ella, la constitución de grupos promotores locales o ‘círculos’ (a la fecha de este cierre se contaban 33 en su página web). La iniciativa consiguió en 36 horas las 50.000 firmas de apoyo que se había marcado como objetivo para continuar con el proyecto. Iglesias ha anunciado desde el principio su voluntad de seguir interviniendo como opinador en las diversas tertulias televisivas que le han consagrado como una figura pública.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/global/21585-la-unidad-la-izquierda-esta-todas-partes-y-ninguna.html